Acerca de Sirius-Alpha.es

Sirius-Alpha.es abre la puerta a lo desconocido, adentrando mas allá de la realidad aparente, exponiendo la verdad oculta y desinformada, revelando teorías alternativas, científicas, de actualidad y sociales, mostrando los misterios del mundo y del universo, descifrando nuestra historia, nuestros ancestros y ahondando en la gran incógnita que tenemos como seres humanos, buscando nuestros orígenes y nuestro destino como pobladores de nuestra madre tierra.

Nuestra intención aportando esta información a las personas que nos siguen, es que vean y perciban lo que realmente está aconteciendo en el mundo en el que vivimos y sean conscientes de ello, y en muchos de los temas que tratamos, de la manipulación a la que estamos siendo sometidos, eso si, queremos que vosotros mismos lleguéis a vuestras propias conclusiones. 

Esperamos que con toda esta aportación que os presentamos sea de vuestro agrado y podáis conseguir hacer de ello buenas deducciones, con temas tan enigmáticos y misteriosos que hoy en día se nos presentan.

La verdad puede más que la razón”


14916783153_e77bea5a1e_h                                                                                                      Orion y Sirio / aaron_eos_photography CC BY-NC-SA


Sirio, o Sirius en su denominación latina, es el nombre propio de la estrella Alfa Canis Maioris (α CMa, también Alfa Canis Majoris), la más brillante de todo el cielo nocturno vista desde la Tierra, situada en la constelación del hemisferio celeste sur Canis Maior. Esta estrella tan notable, que es en realidad una estrella binaria, es muy conocida desde la antigüedad; por ejemplo, en el Antiguo Egipto, la salida heliaca de Sirio marcaba la época de las inundaciones del Nilo, y ha estado presente en civilizaciones tan dispares como la griega, la maya y la polinesia. En ocasiones, y coloquialmente, Sirio es llamada «Estrella Perro» a raíz de la constelación a la que pertenece.

La componente primaria de las dos estrellas que conforman el sistema, Sirio A, es una estrella blanca de la secuencia principal de tipo espectral A1V que cuenta con una temperatura superficial de 10 000 K y que está alejada a unos 8,6 años-luz del Sistema Solar, lo que la convierte en la sexta estrella más cercana respecto al Sol. Su magnitud aparente en la banda B (azul) es -1,46, y en la banda V es -1,47. Friedrich Bessel, en 1844, dedujo la presencia de una compañera, un objeto celeste muy tenue ahora llamado Sirio B o «el Cachorro», que fue observado casualmente por primera vez en 1862 por el constructor de objetivos astronómicos Alvan Graham Clark. Fue una de las primeras enanas blancas en ser descubiertas, su magnitud en la banda V es 8,44, su tipo espectral es DA2 y su temperatura superficial es de unos 25.200 K.

Debido a ciertas irregularidades en la órbita del sistema Sirio formado por ambas estrellas, se ha sugerido la presencia de una tercera estrella, Sirio C, una presunta enana roja con un quinto de la masa del Sol y tipo espectral M5-9, en una órbita elíptica de seis años alrededor de Sirio A. Este objeto aún no ha sido observado y se discute su existencia real.


1125px-Canis_Major_charta_(big_names)
Mapa del cielo de Canis Maior y sus zonas cercanas. La zona al este de Sirio es más rica que la situada al oeste.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail