¿Fueron los Egipcios los primeros en cruzar el Atlántico?

Gisele Grupe, del Instituto de Antropología y Genética Humana de Mónaco, hizo un gran descubrimiento, que fue publicado oficialmente en el Corriere della Sera el 15 de septiembre de 1992, y confirmaba después de analizar varias momias egipcias, que sus cabellos, huesos y músculos contenían rastros de cocaína, nicotina y cannabis. “El descubrimiento de alcaloides de la cocaína, derivados de los arbustos originarios de los Andes de Perú y Bolivia, es muy sorprendente” comentaba la investigadora alemana.

3cae36d4-86b9-4339-89f5-73c6d7b282c8_562_422

Lo mismo podemos decir del tabaco, como la cocaína se importo de las Américas. Esto valida mas allá de una duda razonable, las teorías independientes, que alegan que los Egipcios y los Fenicios fueron los primeros en cruzar el Atlántico y en descubrir América. El descubrimiento, realizado con momias que datan de un periodo entre 1070 a.C. y 395d.C. de acuerdo con Grupe, podría conducir a nuevos conocimientos sobre las relaciones sociales de Egipto.

Con rigurosidad científica, la doctora Grupe repitió los análisis varias veces y envió muestras a otros laboratorios para que se realizaran pruebas independientes. Todos los análisis sucesivos confirmaron los resultados iniciales. Pero la comunidad científica permaneció escéptica, acusando de incompetencia a los profesionales que habían hecho el descubrimiento.

En 1977, durante los trabajos de restauración llevados  a cabo en el Museé de l´Homme en París, se encontraron algunos fragmentos de hojas picadas de Nicotiana junto con restos de nicotina en la cavidad torácica de la momia de Ramsés II, sin que ningún egiptólogo se atreviese a revelar públicamente la importancia del resultado del análisis.

momia_RAMSES2-e1349861173999
Momia de Ramses Ramses II

Esto demuestra, que con todas las pruebas obtenidas en los últimos años por la “arqueología herética”, el dogma académico ha impuesto la censura y la desinformación para que estos descubrimientos puedan revocar las teorías actuales y la arqueología histórica, llagando hasta el punto de la destrucción física de estos incómodos hallazgos, en muchos de los  casos, denunciados por los investigadores independientes.


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *