Una mujer en China afirma que llora lágrimas de Piedra

k-euml-saj-gruaje-i-formohen-gur-euml-brenda-kapak-euml-ve-t-euml-syve-foto-16_hd-1200x630

Es lo contrario a los relatos de estatuas de piedra que lloran lágrimas de verdad. El marido de esta mujer, dice que está molesto con el sistema médico de ese país, ya que no pueden diagnosticar por qué su esposa ha estado llorando lágrimas de piedra durante siete años. ¿Es verdad? ¿Podría estar relacionado con el famoso caso de la niña libanesa que lloraba cristales?

Ding Aihua, la esposa de un agricultor residente en el pueblo de Lufang, en la ciudad de Heze, Shandong, China, dice que primero sintió un dolor agudo en su ojo, de esta ya hace siete años. Su marido, Liang Xinchun, al ver a su mujer dolorida, se puso a examinar el ojo y observó como debajo del parpado tenía una piedra blanca plateada del tamaño de un grano de soja, y este al momento se la saco con un alambre. 

Desde entonces Liang y su esposa han estado visitando médicos, explicando la rareza de su caso y mostrandoles las piedras extraídas, pero ningún medico a creído que esto pudiera estar sucediendo. Ante la negativa de los médicos a investigar el caso, el marido, buscando la repercusión mediática para presionar a estos, ha acudido a los medios de comunicación, y ha provocado el enfrentamiento de los reporteros con los servicios médicos. El Dr. Cui Yinchun en el Hospital de optalmología de Aier, en la ciudad de Heze, se a limitado a decir que la mujer sufre de conjuntivitis y tracoma – una forma de conjuntivitis que causa protuberancias debajo de los párpados.

Tal vez los médicos deben buscar el caso de Hasnah Mohamed Meselman. En 1997, apareció un vídeo de una niña libanesa de 12 años de edad, mostrando como debajo de sus parpados le iban saliendo cristales afilados a una velocidad de siete al día. El padre de la niña afirmó que la llevó a un oftalmólogo, donde fue testigo del fenómeno, que no pudo darle ninguna explicación del caso, diciéndole que únicamente podría ser “un acto de Dios”. Todo parecía estar resuelto años más tarde, cuando el escéptico paranormal Joe Nickell, manifestó cómo todo era un truco en si, y evidenció como podía esta niña llevar a cabo este “fenómeno”.

lebanon-570x355
Hasnah Mohamed Meselman y su lágrima de cristal

Un caso parecido sucedió en el 2014, Saadiya Saleh, una niña yemeni de 12 años, acudió al medico con los mismos síntomas que Ding Aihua y portando una caja llena de piedras que de sus ojos decía haber salido. En esta mismo caso, el medico no pudo dar ninguna explicación sobre esta “perturbación”, mientras, que la población local empezó a considerar que estaba “poseída por el diablo”. Mientras las lágrimas de piedra de Hasnah se detuvieron al cabo de unos meses, no hay noticias sobre Saadiya.

¿Por qué las tres mujeres en diferentes partes del mundo tienen la misma condición extraña? ¿Es este el comienzo de una epidemia? ¿un fraude para inventar falsos milagros?

Fuente: mysteriousuniverse.org


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *